Los modelos familiares actuales han cambiado. Ya no existe sólo el concepto tradicional de familia, sino que coexiste con nuevas estructuras familiares que contemplan múltiples escenarios, y cuyas necesidades han de ser cubiertas por los profesionales del derecho: familias monoparentales, nuevas formas de matrimonio, parejas de hecho…

“La familia de hoy en día, requiere una visión jurídica específica y distinta para cada caso. Nuestro despacho es sensible a estos cambios”.

 

Tal vez la modificación más relevante en los supuestos de ruptura familiar, sea la incorporación del padre al cuidado y guarda de sus hijos. Nuestro despacho se hace eco de este cambio contemplando la posibilidad de gestionar custodias compartidas en aquellos casos en que sea más beneficioso para los menores.

El éxito en los supuestos de ruptura familiar, es conseguir un convenio regulador “a medida”, que sea lo más beneficioso para los hijos y a la vez, lo más justo para los progenitores.

Nuestra filosofía es evitar en la medida de lo posible el conflicto judicial. Contamos con psicólogos que colaboran con nuestro despacho ofreciendo a nuestros clientes un servicio integral en mediación y apoyo familiar.

Sin embargo, somos conscientes de que no siempre es posible llegar a soluciones consensuadas. En estos casos proporcionamos el asesoramiento jurídico y la defensa judicial que precise el caso.